La clave para mantenerse relevantes: versatilidad.

Mantenerse relevante en el mercado es uno de los grandes retos que enfrentan los centros educativos diariamente. Hoy en día, la única constante es el cambio; por lo que la clave para hacerlo no sólo es adaptarse con facilidad, si no hacerlo con rapidez; expandiendo las áreas de acción y explorando diversas funciones que quizá no se consideraban anteriormente. Esta habilidad es la versatilidad. Probablemente, se ha convertido en una de las herramientas más poderosas a desarrollar no solo individualmente, sino también a nivel institucional. Por lo tanto, la versatilidad es la clave para mantenerse relevantes.

El mercado educativo y la vida en sí, hoy exigen estudiantes (que llegarán a ser profesionistas) con habilidades más allá de lo técnico; habilidades que les permitan desempeñar tareas y participar en empleos que no existen aún. Necesitan ser formados para desarrollar versatilidad y mantenerse vigentes, llegando a ser  lo suficientemente ágiles para sobrevivir en un mundo incierto; en mundo que de un día para otro te obliga a quedarte en casa y a trabajar de manera remota.  Así es que, ¿Cómo hacer para formar en lo que no conocemos?

Nuestra respuesta: comenzar por uno mismo.

Si queremos lograr todo esto en nuestros alumnos, el mismo centro educativo debe transmitir estos valores. Partiendo con la manera de dar clases, hasta en la gestión, en las herramientas que se utilizan y en las colaboraciones que se realizan.

MANERA DE DAR CLASES

El conocimiento lo tenemos en la palma de la mano y los centros educativos deben tomar ventaja de ello. La tecnología nos permite acceder a contenido, personas y lugares que anteriormente pudiéramos haber considerado inalcanzables. Así es que permitir que los alumnos puedan aprender e ingresar al contenido desde cualquier lado es indispensable. Estrategias como clases online, aulas en vivo o video-streaming y el uso de tecnologías como la realidad aumentada y virtual, acercarán a los alumnos al conocimiento y a constantes retos que les permitirán desarrollar las habilidades necesarias.

GESTIÓN

El tema de la gestión de los centros educativos es importantísimo. Lo que sucede dentro del aula o, la manera en la que se dan las clases representa uno de los principales esfuerzos a realizar para formar a las personas del futuro; sin embargo, todos los procesos que están detrás son los que permiten que suceda. Así es que buscar ser más eficientes y hacer más con menos recursos permitirá poner énfasis en el desarrollo de cada uno de los estudiantes y a elevar la calidad de nuestro centro.

HERRAMIENTAS

Muchas veces, las herramientas que elegimos para realizar la tarea educativa, tanto en temas de gestión como en evaluación y seguimiento pueden llegar a encasillarse en una misma forma de hacer las cosas siempre. Por esta razón, es muy importante analizar las necesidades de nuestro centro educativo para elegir así las herramientas que más beneficio traigan consigo. Anteriormente compartimos dos guías para evitar errores al elegir CRM y ERP para un centro educativo, te dejamos los links para que puedas consultarlos. De la misma manera, escuchar historias de éxito de otros centros puede ayudarte a definir aquellas herramientas y aquellas características que pueden funcionar para que lograr el objetivo de ser más versátiles y abiertos.

COLABORACIONES

Conectar con equipos e instituciones con los mismos valores que buscamos, así como con asociaciones que nos lleven a crecer en este aspecto y que nos acompañen en la continua evolución que ser requiere para mantenerse vigentes y responder a las necesidades de nuestra comunidad educativa.

Conclusión

La versatilidad es una de las habilidades más poderosas que debemos desarrollar para mantenernos vigentes en el mundo educativo de hoy. Como institución educativa, debemos buscarla para transmitir así estos valores a nuestros estudiantes, desde en la manera en la que damos clases, hasta la gestión, las herramientas y las colaboraciones que buscamos para responder a sus necesidades. Así es que, la versatilidad es la clave para mantenerse relevantes en el mundo de hoy.